¿Conoces los síntomas de la artrosis de cadera? Fundamentalmente uno de los síntomas principales es el dolor, como sucede si padeces cualquier otro tipo de artrosis.

Normalmente se genera en la ingle, pero las molestias se pueden iniciar en la cara interior del mulso, llegar a la rodilla o ascender hasta la zona de la nalga.

Los síntomas de la artrosis de cadera más comunes son:

  • Problemas al caminar
  • Rigidez matutina
  • Dolor de ingle

La artrosis en la cadera es una enfermedad crónica que va degenerando con el tiempo, tratándose de un tipo de artrosis lenta que se va desarrollando a lo largo de los años.

Normalmente, si no ejercitas tu cuerpo de manera diaria, se pueden producir limitaciones en tu vida cotidiana.

Invalidez absoluta por los síntomas de la artrosis de cadera

Hay diferentes grados de invalidez que pueden producirse por los síntomas de la artrosis de cadera: la total y la absoluta.

Para solicitar la incapacidad permanente hay que desmostar que los tratamientos a los que te has sometido no han mejorado tu estado, y para ello, tienes que presentarte ante el tribunal médico y demostrar tu incapacidad.

Incapacidad permanente total

Es considerada una de las más comunes cuando se padece artrosis de cadera. Limitan aquellas profesiones que conllevan fuertes esfuerzos, en las que se tiene que estar horas de pie o en las que hay que desplazarse con frecuencia de un lugar a otro.

Incapacidad permanente absoluta

Suele ser menos frecuente que la incapacidad total. Se produce cuando la enfermedad es de grado alto y afecta de manera degenerativa a la cadera. En el Real Decreto se informa del porcentaje de discapacidad en función de la amplitud de movimiento.

Grados de artrosis de cadera

Existen diferentes tipos de grados para la artrosis de cadera. ¿Los conoces?

Grado 0

Se produce cuando el paciente tiene un estado de salud normal y no necesita recibir ningún tratamiento.

Grado 1

Viene derivado de un desgaste muy leve de las articulaciones, empezando así a notar ciertas molestias.

Grado 2

Se comienza a producir un desgaste más grave que en el grado 1. Se recomienda seguir una tabla de ejercicio y una dieta para que la enfermedad no evolucione rápidamente.

Grado 3

Se producen dolor más intenso, precisando comenzar con un tratamiento como puede ser el de Orthokine.

Grado 4

Es el mayor grado de deterioro de esta enfermedad. Llega cuando el dolor es ya insoportable.

Grados que puedes padecer si tienes artrosis de cadera

Calzado para la artrosis de cadera

¿Sabías que el calzado es un elemento fundamental para minimizar el dolor que genera la artrosis de cadera?

Como ya conocéis, la artrosis produce una degeneración en las articulaciones, por lo que es conveniente llevar un calzado adecuado para aumentar la suspensión a la hora de andar, siendo beneficioso para nuestras articulaciones.

Se recomienda llevar un zapato que amortigüe la pisada, y también se pueden utilizar plantillas parciales que nos ayudarán a minimizar el desgaste de la rodilla.