Entrevista a Jörg Sittig, paciente triatleta con fractura del cartílago. No podía realizar deporte sin sentir dolor, y tras someterse a una operación la mejoría fue inexistente. Un compañero le recomendó una terapia con suero autólogo condicionado. Ha vuelto a realizar deporte sin sentir dolor y sus metas son todavía más ambiciosas. Este es su testimonio después de haber recibido el tratamiento.

Lesión deportiva en triatleta

“Mis problemas empezaron en 1999, cuando me desgarré un ligamento de tobillo. Pero eso no fue lo más grave. El verdadero problema fue un efecto secundario del desgarro de ligamento que fue una fractura de cartílago.

El dolor era permanente, no solo cuando ponía presión sobre él, sino incluso en reposo. A veces me despertaba en la cama y sentía el dolor. Todavía podía hacer deporte, pero siempre con dolor. Y no hablo de actividades ambiciosas, no podía hacer ni ejercicio ni deporte de bajo impacto sin dolor.”

triatleta con lesión deportiva

Suero autólogo condicionado en lesión deportiva

“La primera operación no tuvo éxito y quedé muy decepcionado. Sobre todo porque tuve que descansar el pie durante varios meses. Me enteré del tratamiento EOTII por el Dr. Schäferhoff, que me operó por segunda vez y me recomendó este tratamiento.”

Tratamiento con prp

“El tratamiento era muy sencillo e indoloro. Me sacaron algo de sangre y al cabo de dos semanas me la volvieron a poner con las primeras inyecciones.

Después de este tratamiento, soy todavía más ambicioso con el deporte, porque el ejercicio es bueno para mí y para mi recuperación. Tengo que recordar siempre lo afortunado que soy, porque ya he olvidado el dolor y los problemas que sufrí por entonces.”

Beneficios del suero autólogo condicionado en lesiones deportivas

“Poder hacer deporte sin sentir dolor es algo que sin duda no se puede dar por sentado, sobre todo en mi caso. Así que estoy absolutamente encantado por cada día que puedo seguir practicando este deporte.

Ahora cuando corro, practico deporte o compito, lo mejor es que mi capacidad ya no está limitada por mi pie como era antes. Sino por mis pulsaciones y los límites de mi rendimiento atlético.”

Si quieres saber más sobre los excelentes resultados de Orthokine visita el siguiente enlace.