¿Qué es la artrosis de columna?

La artrosis de columna es una enfermedad degenerativa crónica. Se produce por el desgaste del cartílago que se encuentra entre las vertebras de nuestra espalda, situadas entre la pelvis y las costillas.

¿Cómo se desarrolla?

Las vertebras se encuentran separadas unas de otras por el cartílago, que actúa como amortiguador entre las que están situadas de forma contigua. Cuando el cartílago comienza a desgastarse pudiendo incluso desaparecer, los huesos de las vertebras rozan entre sí. Esto produce un desgaste y reacción del hueso, pudiéndose dar la proliferación de osteofitos (crecimiento lateral y deforme del hueso).

artrosis de columna vertebral

¿Cuáles son las causas de la artrosis de columna?

La artrosis lumbar puede manifestarse por causas diversas. En algunos de los casos se debe principalmente a factores ambientales y genéricos: biológicos, físicos mecánicos o no, químicos, así como factores psicosociales.

Entre todos los factores posibles podrían destacarse el envejecimiento de la columna que comienza a producirse a partir de los 30 años de edad apróximadamente; lesiones deportivas y traumatismos; factores genéticos; carga excesiva sobre las articulaciones como causa del sobrepeso; vida sedentaria que provoca un debilitamiento de todos los músculos situados en la parte de la espalda; hábitos laborales que aceleran el proceso de desgaste de los discos (movimientos repetitivos, actividades que implican alta carga muscular, movimientos bruscos que requieren mucha fuerza, sedentarismo, estrés); otras enfermedades que agravan esta enfermedad, como la artritis reumatoide, infecciones diversas o la diabetes.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de columna?

La artrosis de columna puede presentarse con estos síntomas, que se agravan con la actividad y disminuyen con el reposo, sin llegar a desaparecer completamente:

  • Dolor
  • Rigidez y limitación del movimiento
  • Reducción de fuerza

Dolor de Espalda

¿Cómo se diagnostica la artrosis de columna?

Generalmente el diagnóstico de la artrosis lumbar se realiza teniendo en cuenta los dolores y limitaciones manifestadas por el paciente (dolor, rigidez y limitación de movimientos). El médico reumatólogo lleva a cabo una exploración para identificar los puntos de dolor y su intensidad. Complementario a este examen, pueden solicitarse radiografías de la columna donde se identifican rasgos característicos de esta enfermedad.

¿Existen tratamientos autólogos para tratarla?

Los principales tratamientos de la artrosis lumbar van dirigidos a mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el dolor. Para ello, hay una serie de ejercicios y hábitos de vida que se pueden implementar para experimentar ciertos avances.

Otra alternativa para paliar el dolor sería la cirugía, pero también existen tratamientos autólogos para evitar la cirugía y reducir el dolor.

Orthokine es un tratamiento autólogo, técnica de medicina regenerativa a base de factores de crecimiento. Con la sangre del propio paciente se obtiene un suero rico en factores de crecimiento y proteínas anti-inflamatorias. Si quieres saber más no dejes de visitar nuestro artículo: “Orthokine, tratamiento con factores de crecimiento”. Ahí detallamos y explicamos todas las características de este tratamiento. Además de ser una terapia regenerativa y analgésica, es también condroprotectora.